Nuestra Compañía

Nuestro Fundador

Ely Callaway

Visionario. Inconformista. Ícono. Un hombre común. Ely Callaway fue un emprendedor con ideas revolucionarias, un hombre de gran integridad y un excelente amigo. Su energía y entusiasmo por el golf y la vida son innegables. Su filosofía de calidad superior y comodidad inigualable vive en la empresa que construyó, y su perdurable influencia se ve plasmada en los productos innovadores y revolucionarios que hoy llevan su nombre.

Filosofía

Fue lo que Ely Callaway denominó Calidad superior, Comodidad inigualable. En el trabajo, en el tiempo libre y en la vida, es necesario diferenciarse, dijo. Sobresalir. Ser excepcional. Cumplir una función. Entregar más. Y siempre, siempre apoya tus principios y cumple con lo que prometes. Disfruta de los resultados. Luego, vuelve a trabajar para ver si puedes hacer el trabajo aún mejor.

"No soy tan buen vendedor como para vender un producto mediocre. Nuestra filosofía, como empresa, independientemente de lo que estemos haciendo, es buscar un camino para hacer mejor las cosas. Si no lo hacemos nosotros, otros lo harán".

Impacto

Lo único que Ely Callaway nunca llegó a dominar es el retiro. Lo intentó muchas veces, pero no era para él. Prefería el entusiasmo y el desafío de su oficina de Carlsbad en California a cualquier día de vacaciones. De hecho, manejaba todos los días a su trabajo y llegaba a las 7:45 a. m. hasta solo unos meses antes de su fallecimiento en 2001. Si lo pensamos con detenimiento, nos damos cuenta de que él nunca nos dejó. Su sonriente foto contempla cada sección de la oficina central de Callaway, desde el extenso lobby hasta las oficinas de I+D. Su legado se traduce en innovación y en la promesa de más tiros gratificantes para cada golfista.